Invertir con inteligencia

El objetivo de cualquier inversión es siempre multiplicar el capital invertido. En este sentido existen formas muy diferentes de invertir, unas mejores y otras peores en función de la situación particular y las características de cada inversor, pero existen una serie de sencillas pautas que se pueden aplicar a cualquier inversor.

A continuación, os explicamos brevemente algunas de ellas:

Elegir el momento adecuado:

El momento adecuado será aquel en el que dispongamos de los recursos necesarios para invertir. Existen coyunturas económicas más favorables que otras, pero en una inversión a medio y largo plazo, estas coyunturas temporales no pueden condicionar el momento en que iniciemos nuestra inversión.

Invertir y ahorrar al mismo tiempo:

Aunque en ocasiones pueden parecer sinónimos, las inversiones siempre llevan aparejadas un riesgo por mínimo que sea. Esto quiere decir, que siempre que tengamos capacidad para ahorrar a la vez que invertimos, destinemos parte de nuestro dinero a generar un fondo propio que nos pueda ayudar ante cualquier eventualidad.

Diversificar nuestra inversión:

No es bueno poner todos nuestros huevos en la misma cesta, diversificar implica invertir en diferentes sectores y empresas, de esta forma minimizamos el riesgo. Una forma de diversificar es invertir en un fondo de inversión que posteriormente es el que invierte en diferentes empresas y sectores. En la situación ideal podremos invertir en diferentes fondos de inversión y activos del mercado. Es bueno saber elegir e informarnos antes de poner nuestro dinero en dicho fondo de inversión o contar con la ayuda de un asesor financiero que nos aconseje. Existen herramientas online como las que ponemos a tu disposición desde iBAN Wallet que te ayudarán a elegir los mejores fondos de inversión y a diversificar tu inversión con ellos, además nuestros asesores financieros personales estarán siempre a su disposición a través de nuestra app.

Mantener la inversión en el largo plazo:

Cuanto más tiempo mantenemos nuestra inversión diversificada, es más probable obtener mayores beneficios. Evidentemente, es bueno estar atento a los movimientos del mercado, para poder anticiparnos a cualquier circunstancia adversa que pueda afectar a nuestras inversiones.

No ceder a la presión de la publicidad y los anuncios:

Si queremos ganar dinero invirtiendo, hay que ser precavido y no dejarnos llevar, por ejemplo, puede ocurrir que los precios de las acciones de una determinada empresa alcancen su máximo histórico cuando existe publicidad que rodea la inversión.  Hay que recordar que no existe ninguna garantía de que los precios vayan a seguir subiendo, por lo que podría ocurrir que compremos a un precio prohibitivo y terminemos vendiendo muy por debajo del valor al que adquirimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *