Empresas Fintech vs Banca tradicional

Las Fintech están cada vez más presentes en nuestro día a día, para aquellos que no tengan muy claro que son realmente o a qué se dedican estas empresas, su principal característica es que operan ofreciendo servicios financieros al igual que otras empresas tradicionales como los bancos, pero con la particularidad de hacer un uso intensivo de las nuevas tecnologías. El uso intensivo de las últimas tecnologías sobre todo en el campo digital tienen por objetivo ofrecer un mejor producto a sus clientes. Esto les permite ofrecer productos innovadores con gran valor añadido. Suelen ofrecer servicios que se caracterizan por un enfoque mucho más centrado en cada cliente, ofreciendo productos mejor adaptados a las necesidades y características de los mismos. También tienden a democratizar el acceso a servicios financieros de todo tipo, que en otras circunstancias serían difíciles de entender o gestionar por clientes sin experiencia en el sector financiero.

Estas características especiales permiten competir a las nuevas Fintech con la banca tradicional, sin necesidad de contar con con grandes capitales o grandes plantillas de empleados. Por este motivo el ecosistema financiero, tradicionalmente organizado, esta creciendo y evolucionando a gran velocidad. Junto con este crecimiento y evolución estamos viviendo un interesante debate que suscita preguntas sobre el futuro del sector y sobre los derroteros de la competencia entre estos dos modelos.

¿Es el sector lo suficientemente grande para que coexistan los dos modelos? ¿Esta la banca abocada a renovarse o “morir”? ¿Cual es la verdadera amenaza para los bancos?

Para publicaciones de prestigio del ámbito financiero la amenaza para el sector de la banca tradicional, es real, y se fundamentan en datos. Según Citigroup en 2015 las inversiones en empresas del ramo de las Fintech estuvieron alrededor de los 20.000 millones de dolares, es decir un aumento de 10 veces la inversión registrada 5 años antes. Otro estudio calcula que más de 800.000 empleados de la banca tradicional perderan su trabajo en los próximos 10 años debido a la evolución del sector propiciada por estas empresas. El motivo es simple, la mayoría de los empleados de la banca realizan trabajos de procesamiento manual, que podrán ser reemplazados por procesos automáticos, como han demostrado estas empresas Fintech de plantillas reducidas. Si los banco quieren competir en igualdad el futuro con ellas, deberán adoptar también nuevos procesos que automaticen las gestiones y aumenten la rentabilidad de sus servicios.

El futuro de la banca pasa según algunos expertos indudablemente por 2 escenarios que seguramente coexistirán en el futuro y que volverán a estructurar el ecosistema financiero, por un lado la banca reaccionará con sus propias propuestas de servicios financieros basados en la aplicación de las últimas tecnologías y paulatinamente, estas propuestas irán ganando mayor peso en el volumen de negocio de sus balances. Por otro lado la banca se asociará con muchas de estas nuevas empresas con el objetivo de conseguir sinergias que beneficien a ambos actores. Según un artículo de The New York Times, estas alianzas introducirán a estas empresas de servicios financieros basados en la última tecnología en su interior y se aprovecharán de ellas para conocerlas y evolucionar juntas. Este es el caso del gigante JP Morgan Chase que formalizó una alianza con la Fintech OneDeck, dedicada principalmente a conceder préstamos en linea para pequeñas empresas. Según Steve Case, fundador de AOL la banca tradicional debe ser inteligente y buscar alianzas con estas empresas dado que de no hacerlo y considerar que son una amenaza real, podrían llevarse una desagradable sorpresa.

Por su parte el escenario futuro de las Fintech según los expertos pasa también por 2 escenarios que seguramente coexistirán, por un lado aquellas que realmente ofrezcan servicios que sean capaces marcar la diferencia y que por tanto sean capaces de crecer lo suficientemente rápido como para convertirse en actores de peso dentro del ecosistema financiero, y aquellas que formalizarán alianzas con grandes bancos tradicionales. En España y Europa una de las Fintech que esta siendo capaz de crecer a un ritmo lo suficientemente rápido como para alcanzar el estatus de de actor de peso en el ecosistema financiero es iBAN Wallet , con un crecimiento superior al 150% en tan solo 3 meses.

El principal obstáculo para el rápido crecimiento de las Fintech no es otro que la gran cantidad de regulaciones diferentes que afectan de forma difusa a su actividad sobre todo cuando muchas veces su ámbito de actuación es internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *